Parque Rural de Frontera

Parque Rural de Frontera
30/10/2019

En este espacio concurren áreas naturales en buen estado de conservación, con otras de explotación agrícola y ganadera

Un largo espacio natural que ocupa unas 12.400 hectáreas de la parte oeste hasta la mitad sur de la isla. En este espacio concurren áreas naturales en buen estado de conservación, con otras de explotación agrícola y ganadera -a veces de tipo comunal, como sucede en La Dehesa.

En numerosos puntos del parque pueden detectarse áreas de gran interés conservacionista, bien por albergar especies en peligro de la fauna y la flora (aves como charrenes Sterna spp., Aguila pescadora, Pandion haliaetus; plantas como Androcymbium hierrense y la faya herreña - Myrica rivas-martinezii), como por presentar estructuras geomorfológicas relevantes (El Lajial, El Verodal) o albergar muestras significativas y representativas de los hábitats naturales más característicos (pinares, tabaibales, etc.). 

El sabinar de La Dehesa es probablemente el mejor en su tipo de todo el archipiélago canario. Ciertas zonas concretas de la costa de La Restinga y La Dehesa ejercen una función vital para determinadas especies amenazadas, al ser áreas de nidificación. En este espacio se localiza asimismo la mayor parte de la masa vegetal arbórea de la isla, con su consiguiente importancia en la recarga del acuífero subterráneo. 

Desde el punto de vista paisajístico sobresale el semicirco de El Golfo, cuyo sector central y suroriental queda englobado en el parque, aunque resultan igualmente destacabas por su armonía y calidad intrínseca los paisajes de la ladera de El Julan, o los extensos campos y pastizales de la meseta central. Contiene además áreas de yacimientos paleontológicos de interés científico (Arenas Blancas, Juaclo de la Molera).

Declaración

Este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parque natural del Hierro, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias.

Otras protecciones

Cuenta en su interior con parte del monte de utilidad pública nº 48 «Pinar de los Reyes» y con la integridad del monte de utilidad pública nº 47 «Pinar del Salvador». Con la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias, en el sector meridional del Parque, al sur del estrangulamiento que se produce en los límites a la altura del Roque Grande, se estableció un área de sensibilidad ecológica. Este espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva europea 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres.

El Sabinar

En el Sabinar, ubicado en La Dehesa, encontramos un bosquete abierto de espectaculares sabinas retorcidas por la fuerza de los vientos alisios, que las modela de forma crispada
Leer más