Inicio ¡Cónocela! Historia

Historia

5-07-2013

El nombre de la isla, Hierro, a pesar de lo que uno puede pensar proviene del lenguaje aborigen (Hero) pero, durante la conquista, se transformó por similitud con la palabra castellana.

Historia de El Hierro
Nombres de la isla El nombre de la isla, Hierro, a pesar de lo que uno puede pensar proviene del lenguaje aborigen (Hero) pero, durante la conquista, se transformó por similitud con la palabra castellana.

En el texto de Plinio el Viejo (quien tomó como fuente a Juba II) donde se nombra a las islas Canarias, aparecen una serie de nombres. Si bien no hay nada que indique con seguridad que esto sea así, suele relacionarse a la isla que aparece denominada como Capraria con el Hierro. En cuanto al término Capraria el debate gira en torno a tres teorías: la primera que identifican a capraria con el gran número de cabras presentes en la isla; la segunda habla de un error de transcripción, y dado que en la descripción que hace Plinio de la isla se dice poblada de grandes lagartos, puede que el término original fuera Sauraria; la tercera hace referencia a la existencia del etnónimo o nombre de tribu norteafricana caprarii, así como de los Montes Caprarienses.

Los antiguos habitantes de la isla eran los bimbaches.

Antigüedad Para el mundo griego y romano clásico, las Islas Canarias eran consideradas como un lugar paradisiaco en la lejanía. Es muy probable que fueran los fenicios, los primeros en tener contacto con las islas. Existen numerosos mitos y leyendas sobre las islas y su origen. La primera pista se encuentra en la Odisea del poeta griego Homero. También se nombra a esas islas en la obra de Hesíodo. No obstante, el establecer que esas islas mitológicas son las Canarias no pasa de ser una opinión popular pues no hay referencias claras que así lo demuestren.

Primeros habitantes La llegada y procedencia de los primeros habitantes de El Hierro aún presenta muchas incógnitas. Diversos autores esgrimen que vinieron huyendo de las hambrunas del Sáhara, otros huyendo de las persecuciones y otros que fueron deportados por los romanos. Lo único que se sabe a ciencia cierta es que cuanto más al norte hayan partido con sus botes, más rápido lograrían conectar con la Corriente de las Canarias que les transportaría a las islas. Cuando llegaron los conquistadores a El Hierro se encontraron con unas tribus en la edad de piedra aisladas del resto del mundo. Las diferencias entre los habitantes de cada isla eran muy notables, pues habían olvidado el arte de la navegación y no tenían contacto entre ellas. La Edad de Piedra se mantuvo en canarias hasta hace unos 500 o 600 años. Esto se debe a que las islas cayeron en el olvido desde la antigüedad y no fueron redescubiertas hasta el inicio de la Edad Moderna. Como forma genérica se denomina a los primeros habitantes de Canarias guanches, aunque esta denominación es propia de los habitantes de Tenerife. A los habitantes del hierro se les denomina bimbaches. Expertos en lingüística confirman la tesis de que los primeros habitantes procedían del norte de África debido a las similitudes entre los petroglifos canarios y los bereberes del Magreb y de Libia. Los asentamientos en El Hierro comenzaron en el siglo V antes de Cristo. Se cree que tuvo que ser muy difícil establecerse en la isla debido a los altos riscos que bordean su costa. Los contactos con las demás islas eran prácticamente inexistentes pese a la existencia de una leyenda que explica que fue una mujer de La Gomera la que enseñó a los bimbaches el uso del fuego.

Conquista de la isla La conquista de la isla se produjo más bien de forma pacífica, mediante negociaciones, a manos de Jean de Bethencourt. El conquistador normando tuvo entre sus filas a Augeron, hermano del monarca de la isla, apresado años atrás y ahora mediador entre los aborígenes y los conquistadores. A pesar que Jean de Bethencourt prometió al monarca respetar la libertad de su pueblo a cambio de la rendición, finalmente no mantuvo su palabra y un gran número de sus habitantes fueron vendidos como esclavos. Se asentaron luego franceses y peninsulares (principalmente gallegos), junto a los naturales de la isla, estaban bajo el mandato del gobernador Lázaro Vizcaíno, quien sufrió un levantamiento de los aborígenes debido a su política de castigo hacia ellos.

Visita de Colón Ermita de Virgen de Los Reyes (1577)En su segundo viaje a América, Cristóbal Colón hizo escala en La Gomera y en El Hierro. En esta última isla realizó la escala para proveerse de alimentos y agua así como para esperar vientos mejores. En total, pasó 17 días en la isla esperando a una mejora en los alisios que permitiera a su flota de 17 buques avanzar más rápido. El 3 de octubre de 1493 partió desde la Bahía de Naos al Nuevo Mundo.

Emigración Los habitantes de la isla han tenido que emigrar en diversas ocasiones por motivos bien distintos. La mayoría lo hacía en casos de crisis política, largas sequías o hambrunas. Los principales destinos de la emigración fueron Cuba, Venezuela y Puerto Rico. Hasta los años 1949 y 1950 partían barcos de vela desde El Hierro hasta América de forma clandestina. Algunos de los emigrantes han retornado recientemente con la mejora de las condiciones económicas y sociales de la isla.

Destierro El siglo XIX supuso que El Hierro, al igual que Fuerteventura se volviera interesante para Madrid como lugar de destierro de políticos, militares y liberales indeseados. No obstante, que la isla se convirtiera en una especie de cárcel flotante fue beneficioso para los isleños, pues gracias a ello, llegó desterrado Leandro Pérez por motivos políticos, convirtiéndose en el primer médico de la isla. La población era la encargada de vigilar a los desterrados.

Meridiano Cero Durante varios siglos fue referencia del meridiano "0" ya que era el extremo más occidental del mundo conocido. El meridiano se fijó en la Punta de Orchilla, durante varios siglos hasta que se trasladó la referencia al meridiano de Greenwich. Por esta causa también se conoce a la isla de El Hierro como la isla del meridiano.

Siglo XX Ermita de la Virgen de la CaridadEn julio de 1899 un incendio arrasó el ayuntamiento de Valverde destruyendo el archivo que se había creado en 1553. Con él se destruyeron importantes documentos sobre la historia de la isla. También en ese tiempo se destapó una epidemia de viruela y una larga sequía seguida de años muy lluviosos y con inundaciones frecuentes. En 1912 se crearon los ayuntamientos de Valverde y Frontera. Con la creación de los Cabildos Insulares, la isla adquirió autogobierno. La Primera Guerra Mundial no supuso ningún cambio especial para la isla. Durante la Segunda República (1931-1936) se construyó el Puerto de La Estaca, se mejoraron las carreteras, las conducciones de agua y se construyeron escuelas. La Segunda Guerra Mundial, al contrario que en las demás islas, tampoco se dejó sentir en El Hierro. En 1948 otra larga sequía provocó la emigración de gran parte de la población hacia Venezuela y hacia la isla de Tenerife.

Lanzadera espacial civil y radar militar En los años 90, el Gobierno español y el Gobierno de Canarias planearon instalar en la isla una lanzadera espacial civil. La ESA, con sede en Madrid planeó lanzar dos satélites de investigación al año, hasta completar un total de quince. Por razones de seguridad se debería haber evacuado las poblaciones cercanas. Esto desató protestas masivas de los habitantes de la isla, que preferían conservar la naturaleza de la isla intacta. En Febrero de 1997, la mayoría del Parlamento de Canarias rechazó el proyecto.

El segundo proyecto, instalar un radar militar en el pico de Malpaso aún sigue sin haberse resuelto. La situación geográfica de la isla es un aliciente para su instalación. Desde 1986 se suceden las protestas de los herreños, año en el cual el ministerio de defensa comunicó sus planes al ayuntamiento de Frontera. En junio de 2005, el ministro de defensa, José Bono, anunció que se podría tratar de un radar móvil que no afectaría a la orografía de la zona. De los 70 mil metros cuadrados originales, sólo harían falta 3500 metros, pero sería necesaria la construcción de una carretera de acceso al mismo. Esta carretera cruzaría por el camino histórico al Santuario de Nuestra Señora de los Reyes, patrona de la isla, lo que para los herreños es impensable e inalterable. Por este motivo, aún continúan las protestas, no sólo en la isla sino también en islas vecinas como Tenerife donde se encuentra una población de herreños.



Lo más leído